¿Optimo o necesario?

Cuando tienes una meta, no importa si se trata de comenzar un negocio, comer saludable o viajar alrededor del mundo, es común buscar a alguien que lo haya hecho antes para tomarlo como referencia y después usar “ingeniería inversa” para tratar de alcanzar resultados similares.

En algunos casos esto ayuda. Aprender de la experiencia de personas exitosas es una gran forma de acelerar tu propia curva de aprendizaje.  En otros casos no funciona ni siquiera de forma similar, ya que es probable que las estrategias y los hábitos que esas personas exitosas utilizaron ya no tengan los mismos resultados. Lo que funciona para algunos, no funciona para otros.

Lo que es optimo y lo que es necesario

Aprender de otros es genial, yo lo hago de forma permanente.

Lo importante es no comparar tu situación actual con la de alguien que ya tiene éxito y pretender ser o actuar exactamente igual, ya que esto con frecuencia te hará sentir que te falta algo para empezar.

Si analizas la situación ideal para empezar, seguramente sentirás que te hace falta aprender algo, conocer a alguien o comprar algo más para poder dar el primer paso… y usualmente no es así. Dejame darte algunos ejemplos a continuación:

Comenzar a correr: Veo muchas personas que para empezar a correr compran las zapatillas técnicas que necesitan, el reloj que mide los kilometros, ropa deportiva del material que evitará que transpiren más de lo que se debe, etc… Estos objetos pueden ser óptimos, pero no son indispensables al comenzar. Si de verdad quieres arrancar solo necesitas unos tenis.

Comenzar un negocio: Cuando eres un emprendedor, es muy común obsesionarse con lo óptimo. Recuerdo que uno de mis primeros sitios web demoró mucho tiempo en ser lanzado, porque no contábamos con un logo suficientemente profesional. En la actualidad los logos que utilizo son muy sencillos y mis páginas web tienen más éxito que nunca.

Evita la optimización excesiva

Desde mi punto de vista, lo más importante es que siempre estes en movimiento, avanzando y lanzando. La sobreoptimización de las cosas te va a estancar en muchos casos. A medida que avances en el camino, vas a poder mejorar y cada vez obtener mejores resultados como consecuencia del aprendizaje permanente.

Un comienzo imperfecto siempre puede ser mejorado, pero la obsesión con la perfección te puede mantener estancado y sin tomar acción. Recuerda el movimiento y avance siempre serán la mejor opción, incluso sobre la perfección.

optimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSiguenos en Instagram