Obsesión por los detalles

Analizando los logros obtenidos en 10 años de trabajo constante me doy cuenta que los mejores resultados siempre han sido consecuencia  de la alta obsesión por los detalles del proyecto que estamos trabajando.

Eso normalmente sucede cuando el proyecto nos mueve o nos motiva de una forma especial. Esta motivación viene dada casi siempre por factores como: excelente remuneración económica, tipo de cliente que se ajusta a nuestras expectativas, nuevo desafio, aprendizaje nuevo, entre otros.

Este es uno de los motivos por el que desde hace algún tiempo decidimos seleccionar bien los clientes con los que trabajamos. Para nosotros es importante entender completamente el proyecto y sentir afinidad con el mismo. Cuando esto sucede, normalmente empezamos a generar nuevas ideas que revolucionan nuestra forma de trabajar, es ahí cuando el buen rumbo que toma un proyecto nos hace poner cuidado especial a cada uno de los detalles y de ahí surgen resultados extraordinarios.

La obsesión por los detalles suele resultar muy positiva, esa puede ser la diferencia entre un proyecto bueno y uno brillante.

¿Tus proyectos te obsesionan y apasionan de forma especial? Si la respuesta es no, debes replantear tu participación en ellos.

detalles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSiguenos en Instagram