Mejor bien hecho que bien dicho

A todos sin excepción nos ha pasado alguna vez (o muchas) veces en la vida… hablamos acerca de ese proyecto que vamos a desarrollar, de la dieta que vamos a realizar, del ejercicio que vamos a practicar, etc. Pasa el tiempo y las cosas nunca sucedierón…

A mi me sucede con más frecuencia de la que quisierá, aunque trato de trabajar para que cada vez pase menos. Para mejorar en este aspecto he decidido involucrarme solo en los proyectos y planes que me apasionan, solo hacerlo en aquellos que verdaderamente me mueven y me motivan.

De la misma manera he decidido trabajar en forma seria el tema de productividad en mi vida, para poder conseguirlo he utilizado sistemas de organización que funcionan para mi tales como Getting Things Done, así mismo software para hacer una medición y seguimiento a mis actividades tales como Rescue Time.  Hacer este tipo de cosas me han permitido tomar conciencia del mucho tiempo que desperdicio, de lo poco eficiente que muchas veces soy y de lo acostumbrado que estoy a “estar ocupado”. En este caso estar ocupado no siempre significa ser más productivo.

Desde el momento en que comence a hacer eso he obtenido mejores resultados, invirtiendo menos recursos. Lo mejor de todo es que veo que puedo optimizar mis actividades y lo que hago con mi tiempo muchisimo más. En consecuencia los resultados pueden ser muy buenos si sigo mejorando estos aspectos y haciendo las cosas proactivamente y no reactivamente.

Ya veremos que pasa, finalmente el objetivo es hacer más y decir menos.

bienhecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSiguenos en Instagram