La importancia de decir no

Enfoque es la clave para ser más productivos. En consecuencia para optimizar este punto, no podemos aceptar todos los encargos o requerimientos que nos llegan, deberíamos ser muy estrictos en este tema.

Recordemos aquí la regla de Pareto, el 80% de los resultados provienen del 20% de tus esfuerzos… entonces la idea es identificar ese 80% en donde no somos muy productivos y eliminar las actividades que nos ocupan y no generan el rendimiento que deseamos.

Para esto debemos comenzar a decir no con más frecuencia, debemos hacerlo de forma directa, así no se generan expectativas y finalmente las dos partes ganan.

¿Por qué aceptar ese cliente que pide rebaja siempre, si genera bajas utilidades?

¿Por qué hacerte cargo de la compra del vecino, cuando en realidad es complicado para ti desviarte de tu camino para hacerla?

¿Por qué asistir a cuanta conferencia te invitan cuando sabes que no sacarás el suficiente valor de ella?

La solución esta en tus manos: Decir no con más frecuencia, nadie te va a juzgar ni tampoco a condenar. Es cuestión de valorar tu tiempo…

no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSiguenos en Instagram