Cambiando mi forma de trabajar

Hace algún tiempo he venido cambiando el enfoque de mi negocio.  A pesar de tener buenos resultados, sentía alguna frustración y que algo no marchaba bien, permanecía estresado y de mal humor, no tenía mucho tiempo libre, etc. Hice un examen a conciencia de las cosas que venía haciendo bien y las cosas que no y una vez hecho esto decidí tomar acción para mejorar.

Es verdad que al comienzo esto impacto negativamente mi nivel de ingresos, pero con el paso del tiempo esto se estabilizo y ahora mismo tengo más tranquilidad y hago lo que me gusta.

¿Cómo lo hice?

  • Hice una lista de todas las actividades que desarrollaba para ganar dinero y las clasifique en dos grupos, las que disfrutaba y las que realmente no me gustaban.
  • Si no me gustaba hacer esa tarea y no era indispensable para que el negocio funcionará la eliminaba, incluso aunque generaba dinero, de esta forma solamente quedaban poco a poco las actividades que disfrutaba y las que eran un requisito para poder funcionar como empresa.
  • De las actividades que disfrutaba seleccione las que más ingresos reportan para mi, en esas me enfoque.
  • Teniendo en cuenta lo anterior, hice un filtro de los servicios que prestaba, no siempre más servicios es igual a más ingresos. En este caso decidí apostar a la especialización en lo que hago.
  • Realice un filtro con mis clientes, decidí dejar de trabajar con aquellos que no eran rentables para mi… esos que consumen el tiempo y dejan pocas ganancias.
  • Solicite ayuda a personas que pudieran hacer mejor algunas cosas que yo
  • Cree alianzas estratégicas con personas y empresas increibles.

Los beneficios que obtuve:

  • Menos estrés
  • Tiempo libre para otras actividades que tenía descuidadas: Mi familia, el descanso, el deporte (preparo mi primera maratón), etc.
  • Estoy más tranquilo y despejado, lo cual me permite generar nuevas ideas.
  • Hago lo que quiero y soy feliz.

Este no ha sido un proceso fácil, hay muchas más dificultades de las que te puedes imaginar en el camino, pero aún así creo que ha sido una buena elección hacer ese giro en la forma en que venía llevando mi vida laboral.

Este cambio me ha dejado muchas enseñanzas, desarrollé nuevas habilidades, me equivoqué muchas veces (me equivoco mucho) y creo que hasta ahora empiezo en un largo camino que traerá muchos más aciertos y espero que no tantas equivocaciones o por lo menos no muchos malos momentos. De todas formas vale la pena hacerlo, solamente hay una vida y debo disfrutarla al 110%.

Hay algunos libros que dan ideas muy valiosas para optimizar el tiempo y hacer las cosas realmente importantes para poder tener libertad verdadera en la vida. Te puedo recomendar “La semana laboral de 4 horas” de Tim Ferris.

¿Haces lo que te gusta, ganas lo que realmente mereces? Si no es así…. ¿qué puedes hacer para cambiarlo?

cambiando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSiguenos en Instagram