Buenas prácticas empresariales

En este post, escribiré algunos de los aciertos que he tenido en estos años de trabajo, algunas de las cosas que mejor han funcionado y siguen funcionando bien para mi. Es el post opuesto al anterior, en el que te conte acerca de malas prácticas en el pasado.

La vida te va mostrando los caminos que debes tomar, con las experiencias te vas haciendo más fuerte y vas aprendiendo cosas que puedes ir implementando en tu día a día.

Empezamos….

  • Obsesión por los detalles: Me gusta ser cuidadoso con el trabajo que entrego a mis clientes, en cada proyecto, capacitación, conferencia, etc. trato de que no se presenten errores graves que puedan dañar el resultado final.
  • Trabajo en equipo: Es la mejor forma de avanzar pronto en un proyecto, nos involucramos ahora con cada uno de nuestros clientes para que los resultados obtenidos sean brillantes.
  • Planeación detallada: Cada proyecto tiene unas fechas importantes y claves, nos aseguramos de respetarlas.
  • Documentación adecuada: Es importante que los procesos esten bien documentados y las responsabilidades bien asignadas, esto permite que no existan dudas en las partes involucradas.
  • Compromiso total: Cuando nos confias un proyecto, nos involucramos a fondo en el mismo. No hay duda que si para ti es importante, también lo es para nosotros.
  • Ayuda desinteresada: No siempre es cuestión de dinero. Una sonrisa, no tiene precio…
  • Actualización permanente: Nos preocupamos por estar actualizados para cumplir cada una de tus expectativas.

Se me escapan algunos otros aspectos (Tanto en el post de cosas positivas, como en el de negativas).  Probablemente publicaré información de este tipo con alguna periodicidad…. Espero que hayan sido de tu agrado estas publicaciones.

buenas-practicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSiguenos en Instagram